Todos son piezas claves

Formación de los Equipos

“Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan. No formarlos para que se queden.“
Henry Ford

El coche más potente con el piloto mediocre

La frase de Henry Ford es absolútamente ilustrativa sobre la necesidad de formar a los miembros de nuestra organización a cualquier nivel. Muchas empresas invierte cantidades increíbles de dinero en poner en funcionamiento un establecimiento comercial y cuando se le plantéa contratar al equipo que lo gestionará 3 meses antes para que se forme en las tiendas de la compañía le parece un gasto insoportable. Las tiendas no venden, venden las personas. De hecho es tan fácil ver un negocio con un establecimiento mediocre con un equipo cohesionado y formado con gran venta que un establecimiento espectacular con un grupo de personas perdidas y poco orientado al cliente con muy poca venta.




Luego, ¿que opción es la mejor entre los siguientes dos escenarios?, ¿buen coche y mal piloto o mal coche y buen piloto? El primer escenario terminará en accidente, el segundo en exprimir el rendimiento del coche...




Y siguiendo el simil automovilístico, otro planteamiento que hacemos a nuestros clientes es que un coche de 200.000 euros no funciona si el manguito que va de la bomba de la gasolina hasta el depósito de combustible, de 15€, no hace bien su función luego todas las piezas son necesarias independientemente de su valor.


La formación y el cierre del círculo

Comenzamos siendo consultores de negocio, con planes estratégicos a cinco años, presupuestos anuales como guía para la gestión y como medio de consecución de los planes estratégicos diseñados. Esto permitía poner las empresas en el rumbo correcto para llegar a los puertos deseados. Pero vimos un rumbo es necesario pero no suficiente.




Los clientes nos pedía que para seguir un rumbo hay que ser capaz de seguirlo y eso se conseguía bajando a las operaciones y a todos los procesos del negocio para consguir no solo garantizar seguir el rumbo marcado sino hacerlo con rentabilidad y estabilidad. Aquí empezamos a auditar los procesos, a mejorarlo y documentarlos. Ya sabíamos la forma de trabajar.




Cuando ya sabíamos la manera correcta y eficiente de hacer las cosas nos dimos cuenta que la manera de estabilizar los procesos y simplificar el trabajo de las personas involucradas era apoyarse en los sistemas y las tecnologías de la información. Por eso nos especilizamos en la implantación de sistemas de gestión y en el desarrollo de aplicaciones adaptadas a las neceçidades del negocio en las áreas críticas.




Y finalmente nos dimos cuenta que saber como ganar la guerra no garantiza ganarla. La garantía de ganar las batallas es que nuestro ejército esté preparado para hacerlo. Y que la gente, cuanto más sabe de algo más suyo lo hace... Luego explicarles y enseñarles lo que habíamos diseñado de la mano del cliente para seguir el rumbo correcto cobró sentido y todo se comenzó a mover en la dirección correcta.




Sin la formación no se cerraba el círculo.


Conócenos sin compromiso

Llámanos y te visitaremos para que nos conozcas sin ningún compromiso.

928 85 33 33